viernes, 10 de enero de 2014

URI GELLER: RICO Y FAMOSO

A raiz de la visita del conocido doblador de cucharas hace poco a nuestro país, hemos querido rescatar este artículo de la página web The Iron Skeptic escrito por Aaron Sakulich, donde desgrana y critica la figura del controvertido estafador israelí, recordando su encontronazo con el gran James Randi en el Show de Johnny Carson. El artículo acaba con un pequeño correo del propio Randi aclarando uno de los puntos comentados por Sakulich al respecto del incidente.



Hace algunos años, recuerdo que alguien me mostró una copia de un libro que se titulaba “Cinco personas que encontrarás en el cielo”. El argumento era sobre un hombre que muere, y las cinco personas más influyentes de su vida le dan una especie de conferencia introductoria de bienvenida-a la-vida futura. Es una buena idea, pero para ser honesto, yo no sé a quién me encontraría en el cielo. Sin embargo, desde luego  sí sé a quién me encontraría en el infierno: a Uri Geller.
Uri Geller nació en Israel y ahora vive en Inglaterra, donde se le ocurrió un plan fascinante para hacerse muy rico: salió y convenció al mundo de que puede doblar cucharas, llaves y otros objetos de metal sólo con el poder de su mente. Él tiene un buffet con otras habilidades: es capaz de identificar objetos ocultos con visión remota,  puede leer la mente de otras personas... Si esto último es cierto, espero que disculpe mi lenguaje.
De todos modos, es cierto que Geller puede doblar cucharas y llaves. Es la parte de su poder mental la que no es verdad. Es un artista de manos ligeras, un estafador, un mago. Su doblar cucharas se realiza de la misma manera que el sacar conejos de la chistera de ese tipo en Las Vegas. Él trae sus propias cucharas y llaves, y funciona mejor cuando está en su propio terreno.


Por ejemplo, en 1972 Geller apareció en el Johnny Carson’s Tonight Show. Allí no fue capaz de identificar objetos ocultos, no fue capaz de leer los pensamientos, ni fue capaz de doblar objetos metálicos. Esto se debió principalmente al archi-escéptico James Randi, un ex mago que se pasa la mayor parte de su tiempo desenmascarando a gente como Geller. Randi había hablado con el personal de Carson y les hizo cambiar algunas cosas. Después de todo, si Geller podía doblar cucharas con la mente, ¿por qué habría de haber alguna diferencia si la cuchara era una que había traído con él o una que nunca había visto antes? Usted puede advertir que esta si es una gran diferencia. Es importante porque él no puede doblar cucharas con su mente. Él tiene que trabajar con ellas antes o hacer que se las hagan especialmente antes del show. También hay que señalar que nunca ha mostrado la capacidad de doblar cucharas sin tocarlas físicamente, lo que nos debería decir algo.
La explicación que dio sobre su fracaso vergonzoso en el show de Carson ha cambiado. Al principio, él explicó que no tenía mucho control sobre su superpoder, y que él no podía encender y apagarlo a voluntad. Por lo tanto, él estaba teniendo un mal día. Más tarde, cuando se enteró de que Randi había participado, afirmó que las vibraciones negativas de los escépticos habían cancelado sus poderes para doblar cucharas.
Pero es en las actividades más recientes de Geller en las que estoy interesado. En su sitio web, hay una sección entera dedicada a "la exploración científica" de sus poderes. Estos incluyen artículos publicados a partir de tales revistas científicas de renombre como “The Journal of Occult Studies” (“El diario de los estudios ocultistas”) y “The Parapsychology Review”. Desde luego, no voy a ser el primero en poner en duda la validez de estas dos revistas. (Actualización:. Después de sólo la mitad de una lata de cerveza, sí lo haré: Son basura pseudocientífica.)
El problema es el siguiente: incluso ahora, en revistas científicas reales, puede aparecer gente reportando resultados dementes. Algunos de ellos son científicos respetables que acaban de pasar a tener ideas excéntricas sobre determinados temas; algunos de ellos sólo consiguen sobreexcitarse y publicar antes de que realmente hayan examinado sus resultados. Es por eso que “Nature” ha publicado un artículo reclamando el descubrimiento de la fusión fría cada mes durante los últimos cuatro mil meses. Cuando usted comienza a entrar en revistas marginales como esas, todas las apuestas están cerradas.
Así, he leído todos los científicos con un grano de sal. Pero permítanme mostrarles el procedimiento de uno de estos "experimentos científicos" y ver lo que usted piensa. Dos "investigadores" dieron a 150 personas una revista con la cara de Geller en la portada. Les pidieron que pusieran algunos objetos metálicos (llaves, cucharas y similares), así como los relojes parados sobre la revista, y luego que se concentrasen en doblar los objetos y hacer que los relojes se pusieran en marcha. A las 150 personas se les pidió que informasen sobre cualquier suceso que hubiera pasado o no. Un buen puñado afirmó que el metal se había doblado sobre sí mismo o que los relojes parados habían comenzado a ir de nuevo.
Científico, el agujero en mi colon.
En primer lugar, todo  se basa 100% en la honestidad de los 150 participantes. ¿Puede usted pensar en 150 personas de su confianza? Yo no. En segundo lugar, aún así, no había control científico de ningún tipo. Solamente 150 personas, en su propio entorno, haciendo lo que les da la gana. Incluso si no están mintiendo descaradamente, aún podrían contaminar los resultados, incluso con las mejores intenciones.
Si usted desea hacer afirmaciones como que usted consigue sus poderes psíquicos de gente del espacio, bien. Si usted puede hacerse rico haciéndolo, felicidades. Pero cuando empieza a tratar de hacer pasar sus abracadabra de brujas como investigación científica legítima, está cruzando una línea. Uri Geller no es una celebridad. Él no es un psíquico. Es un criminal. Él ha desdibujado la línea entre lo que es y no es real, y esto sólo puede tener como resultado retrasar el progreso de la civilización.
Cada vez que alguien estudia cualquier resultado científico, hay que tener en cuenta la persona que hace la demanda, sea quien sea. Uri Geller es un tipo raro. Su sitio web es, en el mejor de los casos, auto-indulgente. En una sección acerca de la escritura a mano, hace la nota de que su firma es muy, muy grande porque anhela la atención. Esa podría ser la cosa más honesta que haya dicho nunca. También afirma haber hablado con Muhammed Ali en los puntos más agudos de la teatralidad. Menciona que guarda fotos enmarcadas de él colgando en las paredes de su casa. Todo esto podría ser explicado como simple orgullo, pero todo este asunto de la utilización de una imagen de su rostro como el detonante para doblar cucharas en su "experimento científico" comienza a pasar de una ligera arrogancia a repelencia en toda regla. ¿Quieres ir a una cita con alguien que te da fotos de su cara? He jugado un montón de manos con un montón de cartas malas en mi vida, pero eso me frena incluso a mí.


Geller también tiene su propio programa de televisión en Israel. Es como “El aprendiz de triunfos” excepto que Geller está buscando a alguien para que lo sustituya en su trabajo lucrativo. Y cuando digo lucrativo, quiero decir lucrativo. Incluso vende joyas en QVC. Si usted no puede conseguir irritarse con el hecho de que él usa la ciencia para golpearla en la cara para ganarse la vida, por lo menos debería sentirse irritado por que este estafador mentiroso tenga más dinero del que cualquier hombre honesto debería tener.
Al final todo se reduce a esto: Uri Geller es un megalómano espeluznante que hace un montón de dinero de las personas que no son lo suficiente escépticas. Ha sido famoso durante décadas, a pesar de que es obvio que él no hace más que trucos de salón. Pero lo peor de todo, es que él intenta doblar la ciencia para legitimar lo que hace, y esto no puede tener otro efecto que el de confundir al público y retrasar la marcha del progreso.
Nos vemos.

Comentarios de los lectores:
A la atención de Aaron Sakulich, por favor ....
Aaron: incurriste en error diciendo que Geller necesita cucharas especialmente fabricados para hacer sus trucos. Se puede realizar la maniobra de flexión con casi cualquier cuchara, a pesar de que tiene que "llegar a" esas cucharas que terminarán rompiéndose. Estas pueden ser descritas como "especialmente preparadas", pero no "especialmente hechas." Es por eso que Geller falló en el show de Johnny Carson, porque di instrucciones al controlador de los accesorios de no permitir a Geller o otra persona acercarse a ellos…
Por lo demás, el suyo era un excelente artículo ... ¡Gracias!
James Randi

James Randi Educational Foundation


ARTÍCULO ORIGINAL EN INGLÉS: http://www.theironskeptic.com/articles/geller/geller.htm


No hay comentarios:

Publicar un comentario