martes, 17 de febrero de 2015

LOS CAZADORES DE MITOS DE LA PSICOLOGÍA

La Doctora Harriet Hall, desde su página www.sciencebasedmedicine.org, hace un artículo en el que habla de un libro (editado también en castellano por la editorial Océano) titulado: "50 grandes mitos de la psicología popular" donde sus autores hacen un repaso a todas aquellas creencias arraigadas entre la gente acerca de causas y efectos tomados como correctos pero que, a la hora de la verdad, no aguantan un mínimo análisis científico. Un artículo interesante sobre un libro que habrá que leer y que saca la hermosa deducción de Hall de que la ciencia, muchas veces, no tiene nada de sentido común.


Karl Popper dijo "La ciencia debe comenzar con los mitos y con la crítica de los mitos." La psicología popular es una fuente prolífica de mitos. Ha creado la creencia generalizada de que "todo el mundo sabe que son verdad", pero están en contradicción con la investigación psicológica. Un nuevo libro hace un trabajo excelente de caza de mitos: “50 grandes mitos de la psicología popular: Rompiendo las creencias erróneas generalizadas sobre el comportamiento humano” de Scott O. Lilienfeld, Steven Jay Lynn, John Ruscio, y el fallecido, gran escéptico Barry L. Beyerstein.

He leído mucho de psicología y literatura escéptica, y pensaba que sabía mucho sobre las falsas creencias en la psicología, pero no era tan inteligente como yo pensaba. Algunos de estos mitos sabía que eran mitos, y el libro refuerzó mis convicciones con nuevas pruebas que no había visto; había algunos sobre los que dudaba y quedé feliz de ver mi escepticismo vindicado; pero algunos de los mitos me los había tragado enteros  y las pruebas cuidadosamente presentadas en el libro me hicieron cambiar de opinión.

Los autores comienzan con un capítulo que explica cómo surgen los mitos y conceptos erróneos:

1. El boca a boca. Si escuchamos algo que se repite suficientes veces, tendemos a creer.

2. Deseo de respuestas y soluciones rápidas.

3. Percepción y la memoria selectiva. Recordamos  nuestros éxitos y nos olvidamos de nuestros fallos.

4. Inferir la causalidad de la correlación.

5. Razonamientos post hoc, ergo propter hoc.

6. La exposición a una muestra sesgada. Los psicólogos sobreestiman la dificultad de dejar de fumar, ya que sólo ven a los pacientes que acuden a ellos en busca de ayuda, no los muchos que dejan de fumar por su cuenta.

7. Razonamiento por representatividad - la evaluación de la similitud entre dos cosas sobre la base de la semejanza superficial.

8. Representaciones engañosas del cine y  los medios de comunicación.

9. La exageración de un núcleo de verdad.

10. Confusión terminológica. Debido a la etimología de la palabra esquizofrenia, muchas personas lo confunden con el trastorno de personalidad múltiple.

Los autores discuten nuestra susceptibilidad a las ilusiones ópticas y otras ilusiones cognitivas, nuestra propensión a ver patrones donde no existen, la falta de fiabilidad de la intuición, y el hecho de que el sentido común a menudo nos engaña. Tratan la ciencia como "sentido poco común" - nos obliga a dejar de lado nuestras ideas preconcebidas de sentido común en la evaluación de las pruebas.
Cubren 50 mitos en profundidad, explicando sus orígenes, por qué la gente les cree, y lo que la investigación publicada tiene que decir acerca de lo que se dice de ellos. Todo está meticulosamente documentado con fuentes citadas. He aquí una muestra de los mitos que cubren:

• Los perfiles criminalísticos son de gran ayuda en la solución de los casos. En la mayoría de los estudios, los perfiladores profesionales apenas lo hacen mejor que personas no entrenadas. La mayor parte de lo que dicen puede inferirse de "información sobre la tasa base" sobre criminales: adivinar que un asesino en serie es un hombre blanco será correcto más de 2/3 de las veces basándose sólo en las estadísticas.

• Una gran proporción de los delincuentes utilizan con éxito la defensa de la locura. La defensa alegando locura se da en menos del 1% de los juicios penales y es exitosa sólo alrededor del 25% de las veces.

• Si no está seguro de su respuesta cuando hace un test, lo mejor es seguir con su corazonada inicial. ¡Maldición! Me pregunto cuántas preguntas me dieron mal en los últimos años porque creía eso. 60 estudios han demostrado consistentemente que los estudiantes tienen más probabilidades de cambiar una respuesta equivocada a una correcta que a la inversa, y los estudiantes que cambiaron más respuestas tienden a obtener mejores calificaciones.

• Los estudiantes aprenden mejor cuando los estilos de enseñanza se adaptan a sus estilos de aprendizaje. Esto resulta ser una leyenda urbana no apoyada por ninguna prueba aceptable. Podría ser contraproducente, porque los estudiantes necesitan corregir y compensar sus deficiencias, no evitarlas. Los autores citan una historia satírica de “The Onion” sobre los alumnos nasales exigiendo un plan de estudios basado en el olor.

• Es mejor expresar la ira hacia los demás que aguantarla. La evidencia muestra que la expresión de la ira sólo refuerza y da lugar a más agresión.

• Los hombres y las mujeres se comunican de manera completamente diferente. Hay diferencias, pero son muy leves, probablemente no lo suficiente para ser significativas, y definitivamente no es suficiente para sugerir que son de diferentes planetas como se reivindica en el libro “Los hombres son de Marte, las mujeres son de Venus”. Las mujeres no hablan más que los hombres: un estudio de los estudiantes universitarios que llevan grabadoras mostró que ambos sexos hablaban cerca de 16.000 palabras al día.

• Una actitud positiva puede evitar el cáncer. No sólo la evidencia no apoya esta afirmación, sino que hay evidencia de que las mujeres que fueron altamente estresadas tenían menos probabilidades de desarrollar cáncer de mama. Y las actitudes no prolongan la supervivencia: incluso los pacientes de cáncer más optimistas no vivieron más de lo que lo hacían los más fatalistas.

• La memoria es como una grabadora.

• Los recuerdos de experiencias traumáticas son comúnmente reprimidos.

• La publicidad subliminal es eficaz.

• Algunas personas son de cerebro derecho, otras de cerebro izquierdo.

• La reproducción de música de Mozart para bebés aumenta su coeficiente intelectual.

• Al morir, las personas pasan a través de una serie universal de etapas psicológicas.

• La hipnosis es útil para recuperar recuerdos.

• El polígrafo puede detectar mentiras.

• La baja autoestima es una causa importante de problemas psicológicos.

• Sólo las personas profundamente deprimidas se suicidan.

• La abstinencia es el único objetivo realista de tratamiento para los alcohólicos.

• El abuso sexual infantil por lo general conduce a la psicopatología adulta.

También enumeran un total de 250 otros mitos en un breve formato "Ficción / Hecho"  con recursos sugeridos para la lectura adicional. Algunos de estos hechos me intrigaron. Los sueños ocurren en el sueño no REM, así como durante el sueño REM. Los rendimientos de la meditación trascendental no tienen mayores efectos que el descanso o la simple relajación. La mayoría de las mujeres no tienen peores estados de ánimo en el período premenstrual. Las mujeres no son mejores que los hombres en adivinar los sentimientos de los demás. El contenido sexual de los anuncios puede hacer que la gente preste más atención, pero son menos propensos a recordar la marca del producto. Hay poca o ninguna evidencia para el punto G. Los hombres no piensan en el sexo cada 7 segundos - alguien acaba de hacer eso. Los esfuerzos individuales producen mejores ideas de calidad que las sesiones de lluvia de ideas en grupo.

Espero que los autores elaboren sobre algunos de estos en los "50 mitos más de la psicología popular" y "Mitos populares Psicología, Volumen 3" y toda una serie en curso. Por lo demás, se haría un gran programa de televisión siguiendo la línea de los “Cazadores de mitos”. Aunque, desafortunadamente, sin explosiones.

Terminan el libro con una docena de hallazgos psicológicos verdaderos que son difíciles de creer, mostrando que la verdad en realidad es más extraña que la ficción.

Si usted lee este libro, es posible que se enfrente al reto de renunciar a algunas de sus creencias más queridas. A algunas personas les resulta doloroso admitir que estaban equivocadas. Me parece uno de los mayores placeres de la investigación escéptica y la ciencia. Cuando yo cambio de opinión sobre algo no me reprendo a mí mismo por el error original; me felicito por haber aprendido mejor y por haber logrado una mejor comprensión de la realidad.

La postura correcta de un escéptico o un científico es aplazar pruebas pendientes de sentencia. En la práctica, esto no siempre es posible. No podemos tomar el tiempo para investigar a fondo todo lo que oímos. Es razonable aceptar provisionalmente algo que todo el mundo dice es cierto, que es compatible con el sentido común, que es plausible, y que se basa a menudo en algunas pruebas preliminares. Mientras, tengamos en cuenta que estas afirmaciones pueden estar basadas en evidencias insuficientes y permanezcamos dispuestos a cambiar nuestras opiniones cuando llegue una mejor evidencia.

Todos somos susceptibles a este tipo de error. Los autores de este libro cayeron en uno ellos mismos. En una breve mención de los mitos médicos incluyeron este: "Comer muchas zanahorias hace que nuestra piel se ponga naranja." Al parecer lo habían leído en más de una lista de mitos médicos. Escribí el autor principal para decirle que esto no era un mito, sino una condición reconocida llamada carotenemia. Se ve como la ictericia, excepto que la parte blanca de los ojos están a salvo. Tuve un paciente con esa condición, causada por comer muchas zanahorias en una dieta para bajar de peso. Tenía el pelo de color rojo brillante y la piel de un color amarillo brillante que parecía salido de un cómic - algo así como un anti-Pitufo. Era muy impresionante. Como buen científico, el Dr. Lilienfeld aceptó la evidencia y se comprometió a modificar la declaración en la siguiente edición.

Aparte de las zanahorias, no encontré nada que criticar en este libro. Los autores nos han hecho un gran servicio al compilar toda esta información en una forma útil y accesible, al mostrar cómo la ciencia triunfa sobre el conocimiento común y el sentido común, y por enseñarnos a cuestionar y pensar en lo que oímos. Lo recomiendo encarecidamente.

ARTÍCULO ORIGINAL EN INGLÉS: